DISFRUTAR DE LAS VACACIONES DE INVIERNO SALUDABLEMENTE

Las vacaciones de invierno son el descanso de las rutinas de nuestros chicos, y este año además hemos debido enfrentar fuertes lluvias que seguramente le complicaron la asistencia a clases, a mas de uno.

Por eso es tan importante  disfrutar de paseos al aire libre parques, películas en el cine, juegos, por ejemplo. El retorno a clases nos obligará a retomar  los horarios de sueño, de juego y televisión pero sobre todo las rutinas de alimentación.

Es  importante destacar  que la alimentación en los niños es fundamental para su rendimiento tanto físico como intelectual, ya que los alimentos  entregan la energía y nutrientes necesarios para su período de crecimiento y desarrollo, por eso es tan importante poner especial cuidado.

Lo más importante será retomar el hábito del desayuno, este horario es fundamental para romper el ayuno, período durante el cual nuestro organismo se mantiene en reposo y por ende las energías se encuentran disminuidas. Para favorecer entonces el rendimiento de nuestros niños en la escuela el desayuno no puede faltar, y este  debe contener mínimamente un 1 taza de leche o yogurt  y una porción de cereal que pueden ser hojuelas o unidad de pan con agregado de queso o mermeladas para asegurarnos un buen rendimiento escolar, lo podemos complementar con más cosas si el chico gusta de comer como frutas o jugos.

Es importante que no se olviden de la merienda de la mañana, es una colación que permite reforzar las energías del desayuno.

El almuerzo es otro horario importantísimo dentro del plan de alimentación del escolar, así como también la merienda y la cena.

Es decir un escolar no puede consumir menos de 4 horarios de comida y 1 colación, debido a que estos horarios le asegurarán sus nutrientes necesarios tanto para el período de desarrollo en el que se encuentra como para las demandas de energía que presenta su jornada escolar.

Pero ¿qué pasa en las vacaciones? estos horarios probablemente se modificarán ya que no se respetaran las horas de sueño, pero ¿que podemos hacer?
- No deje pasar más de 4 horas entre un horario de comida y otro
- La última comida debe ser con al menos 1 hora de anticipación a la hora de acostarse
- Es preferible que se consuman cantidades más pequeñas de alimentos pero que se cumplan con todos los tiempos de comida
- Y lo más importante es que gradualmente los últimos días de la segunda semana comencemos con algunas pautas  de la rutina

A disfrutar esas vacaciones!!!
Lic Nutrición Gianella Pedemonte